La tarta del poder en #España.

Desde 2015, año electoral por excelencia en España, la realidad política se ha visto superada por nuevos integrantes en el tablero de poder y por tanto, el ciudadano ya no sólo escoge entre dos formaciones de referencias: PP y PSOE. Las últimas elecciones de dicho año, aunque se convocaron casi para período vacacional, confirmaron la tendencia hacia una pluralidad política nunca vista en este país, tal vez solo durante la transición luego de la dictadura franquista.

El bloqueo hacia la presidencia que hoy se vive en España, donde llevamos unos meses con un gobierno en funciones, se corresponde con el hartazgo hacia la vieja política y la incredulidad ante quienes se erigen como el cambio necesario hacia la derecha o la izquierda: Ciudadanos y Podemos.

La mala gestión de la crisis económica durante su segunda legislatura continúa pasándole factura a un Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que no supo ser la oposición para el Partido Popular (PP) con mayoría absoluta durante los últimos años. Ambos salpicados por la corrupción de algunos de sus miembros, aún conservan el rojo y el azul en el poder político español, pero necesariamente avanzan hacia refundaciones o al menos un lavado de imagen de cara a la galería.

elecciones generales España 2015

Nuevos colores han reducido el nicho de poder concentrado del bipartidismo español, pero aún no es suficiente para despejar las dudas de los más incrédulos con respecto a los políticos. Ni el morado de Podemos, constantemente machacado en cualquier actuación y con sospechas de relaciones con Venezuela, Irán y otros regímenes de escasa popularidad por estos lares. Ni el naranja de Ciudadanos, asociado por otro lado con la derecha y el liberalismo más conservador de partidos europeos, convencen a los españoles de un cambio real en la política.

Los aires de renovación de la tarta del poder en España dividida entre cuatro, se quedan en simples suspiros cuando los políticos ponen por delante sus siglas e intereses y no las políticas para el bienestar de los ciudadanos. La sombra de la duda se apodera de quienes miran desde fuera este juego de tronos con toque ibérico, que no parece vislumbrar salida ni por la izquierda, ni por la derecha. Ni por ningún lado.

OJO: Esta tarde las fuerzas de izquierda: PSOE, Podemos y Izquierda Unida (IU) y Compromís, se reúnen para tratar de llegar a un acuerdo para hacer presidente al candidato del PSOE, Pedro Sánchez. Ojalá la cordura de Alberto Garzón sea suficiente para limar asperezas entre los egos de Pablo Iglesias y Sánchez.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s