Cuba, de vuelta y vuelta (III)

El Rincón de San Lázaro, 19 de diciembre 2012, 10:00 AM
Cuba es un pueblo con tantas devociones como raíces hemos tenido, no negamos ni de los españoles, ni de los negros africanos, ni tan siquiera de lo poco indígena que corre por nuestras venas. La visita a El Rincón, donde se guarda uno de los grandes de la fe cubana: San Lázaro, era obligada, aunque me hubiera gustado ir al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de mi isla, pero la distancia es mucha. 
Cristianos, católicos, protestantes, santeros, son tantos los cubanos que creen en tantas cosas, que sería imposible no navegar entre dos Fe para quienes hemos nacido en un país marcado por la simbiosis cultural y religioso de lo africano y europeo. San Lázaro seguía allí, dando esperanza a los leprosos que las monjas cuidan con devoción en sus instalaciones, a quienes llegábamos de otras fronteras agradecidos por tanta ayuda, a quienes viven y batallan en Cuba. 
La promesa sigue presente, nos veremos en unos años. 
Playa Baracoa, 20 de diciembre 2012, 8:30 PM
En mi pueblo el furor por tener un negocio propio también había llegado. Por doquier te encontrabas un cartel de “se vende” y la piratería tanto de música, series o películas hace caldo en Cuba. Una de las ventajas de estar fuera de los circuitos internacionales de distribución, es que en el país se estrenan hasta en televisión, las películas en cartelera en otros rincones. 
Barberías, zapateros, electricistas, mecánicos, todas esas profesiones que si bien no se podía, brindaban sus servicios de manera particular, ahora lo hacían con el consentimiento del Estado cubano, previo pago de impuestos. Nada de franquicias como McDonald´s o Domino´s Pizza, pero las hamburguesas y pizzas cubanas no tienen nada que envidiar. Para exagerados busquen a los cubanos. 

Las conversaciones en casa no sólo eran de cuándo viene el agua, que si ha venido pollo por pescado a la bodega –donde los cubanos reciben artículos de primera necesidad y alimentos básicos-, sino que abrían nuevos campos: una casa que se vende en 14 mil pesos convertibles o un coche, o un negocio que se alquila. Lo que antes se hacía por debajo del telón, con el riesgo de no firmar ningún papel, ahora tenía el beneplácito de la legalidad. 

Pero, lo más debatido era, sin duda, la posibilidad de salir del país sin necesidad de papeles por parte del gobierno cubano. Una de las grandes críticas de la oposición cubana era la falta de libertad para conocer otra nación. Ahora Cuba dejaba en las manos de los otros estados, la posibilidad de viajar de los cubanos y cubanas
La duda mayor, para mí que ya no seguía en la isla, era cómo se pagarían mis paisanos un viaje. Sólo aquellos que siempre han vivido con más posibilidades que los otros, podrían salir, o bien los que tuvieran familia afuera. Con una media de 15 euros al mes, ¿cuántos años necesitaría un cubano para poder pagar un viaje?

P.D. Pronto subiré más fotos a Flickr, si Mega me deja descargarlas :-/

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s