Perdón

Perdón, por dejar en un segundo plano cuánto dice la ciudadanía para darle voz a quienes supuestamente nos representan.
 
Perdón, por hablar de todo y no de lo que verdaderamente está pasando y tiene relevancia para el ciudadano de a pie.
 
Perdón, por ayudar a construir una historia desde quienes ostentan el poder y no desde quienes sufren las medidas de los gobiernos y otros lobbies.
 
Perdón, por utilizar la desgracia ajena, cayendo en el morbo y el sensacionalismo, sin ninguna objetividad y por maquillarlo como interés humano.
 
Perdón, por calificar a unos de una manera y a otros totalmente distinto porque se encuentran fuera del país donde resido o pertenecen a otro sistema u ideología. 
 
Perdón, por dejar mis principios en casa y hacer cuánto sea necesario para ganarme el pan de cada día, aunque eso sea utilizar a personas desvalidas.
 
Perdón, por dar lecciones de civismo y democracia cuando en mi día a día actúo de otra manera.
 
Perdón, por callar cuando no me dejan decir lo que está pasando, o peor, perdón por hablar de otras tantas cosas y no hablar de cuánto te afecta.
 
Perdón, por señalar con el dedo a otros antes de que un juez lo haga.
 
Perdón, por manipular descaradamente siguiendo la línea editorial del medio.
 
Perdón, por no estar en los sitios, no experimentar en primera persona cuánto hablo y creerme con los conocimientos suficientes e irrevocables.
 
Perdón, por desinformar y sacar a la luz pública una parte de la verdad, no es una mentira absoluta, pero igual pido perdón.
 
Perdón, por escudarme en la veracidad y no en los hechos concretos a la hora de informar.
 
Perdón, por terminar durmiendo en la misma cama que los otros poderes, a los cuales debería estar cuestionando cada paso.
 
Perdón, por argumentar desde la ideología y no desde el humanismo.
 
Perdón, por la banalidad más absoluta a la hora de comentar.
 
Perdón, por caer en el juego de los grandes y olvidarme de los pequeños, de los de abajo, de los que ayudan a avanzar al sistema.
 
Perdón, por lo que hice y por lo que haré.
 
Perdón por ser periodista. 
 
Nota: reflexiones a propósito de la pésima cobertura informativa de los medios en España de las manifestaciones ocurridas este 22 de marzo de 2014, llamadas Marchas de la Dignidad.
Las portadas y opiniones de usuarios de Twitter en el Storify Portadas indignadas de la Marcha de la Dignidad #22M

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s