El discurso antimperialista ¿ha muerto?

No lo había percibido hasta ayer cuando @lasextaTV, supuesta cadena crítica a las políticas de derechas y liberales en España, para con el resto del mundo usa la misma vara de medir que cualquier otro medio occidental: los enemigos están en toda sociedad no democrática, según los estándares estadounidenses y europeos.


El actual e histórico conflicto entre las dos Coreas vuelve a ocupar titulares. Una bomba de relojería que al parecer  a nadie interesa poner fin y mucho menos a Estados Unidos, una de las dos partes que dividiera arbitrariamente dicho territorio con la extinta Unión Soviética. La última frontera visible entre Comunismo y Capitalismo hoy tiene rasgos asiáticos con la sangre de un mismo pueblo.


En el programa Más ValeTarde de La Sexta, la periodista y directora Mamen Mendizábal, abordaba con el estilo desenfrenado de la cadena al único representante occidental de Corea del Norte, Alejandro Cao de Benós. Sin éxito alguno trato de cambiar la opinión de este hombre, “español de nacimiento y norcoreano de adopción” según dijo él mismo, y ante los argumentos bien fundamentados a mi entender, los colaboradores en el estudio se concentraron sólo en las ideas antimperialista de Benós, como si el problema coreano fuera colindante. Lamentablemente la cadena no ha colgado en su web esta entrevista.

Uno de los recursos, de pésimo gusto, fue comparar a Alejandro con Fidel y Raúl Castro: “parece que estoy viendo a los hermanos Castro” y a partir de ahí un breve comentario de cada uno de los presentes tirando por tierra las afirmaciones del representante norcoreano. Palabra tras palabra el antimperialismo quedaba como una idea absurda, típica de gobiernos dictatoriales o extremistas, como si la realidad fuera abstracta y Estados Unidos, el imperio en este caso, no estuviera involucrado en las escaladas militares de los últimos tiempos.

Por su parte la cadena rusa RT, habituada a darnos la otra cara de las noticias, también entrevistó a Cao de Benós en un diálogo mucho más cordial, donde explicó de manera detallada muchos de los factores que han llevado a Corea del Norte a tomar esta decisión y por supuesto sus convicciones antimperialistas. 



Lo más importante y que muchos olvidamos en ocasiones, aunque no justifica que Corea del Norte tenga armas nucleares, ningún país debería poseer este arsenal. El único gobierno del mundo capaz de utilizar armamento nuclear contra la población civil ha sido el de los Estados Unidos de América. Si bien Corea del Norte e incluso Cuba tienen, “según organismos internacionales”, índices bajos en nutrición por sólo mencionar alguno, conste que estas dos naciones viven bajo las restricciones y el bloqueo de las distintas administraciones de Washington.  

Desde el ataque a las Torres Gemelas en 2001, los gobiernos de Estados Unidos se han proclamados luchadores contra el terrorismo y han invadidos territorios del Medio Oriente bajo la excusa de unas armas nucleares, que nunca se encontraron ni en Iraq, ni en Afganistán. Así mismo en los años 90 apoyaban de manera indirecta revueltas en países africanos y no dejemos de olvidar las manos sucias de la CIA y otras instituciones Made in USA en las dictaduras de América Latina.

Japón sufrió en 1945 dos bombas nucleares

Pero repito: nada de esto justifica que Corea del Norte tenga armas nucleares, como tampoco que el gobierno de los Estados Unidos, así como los organismos internacionales, en su mayoría subvencionados y donde están presentes junto a países europeos, se crean con la autoridad moral de decidir por un país cómo deben llevar adelante su nación y lo peor de todo siguiendo como pauta democracias cada día más alejadas de su génesis: “doctrina política según la cual la soberanía reside en el pueblo, que ejerce el poder directamente o por medio de representantes”, recoge la RAE.


Corea del Norte para mí como para muchas otras personas en el mundo es una completa desconocida, siguiendo la sabiduría popular “más vale malo conocido que bueno por conocer.” Sería muy fácil, pero lamentablemente hoy el imperio tiene un solo nombre, se llama Estados Unidos y mientras existan naciones que se crean con el derecho de decidir por las demás el antimperialismo seguirá presente y no amig@s, el antimperialismo no ha muerto. 

OTRAS VISIONES:

– opinión en el diario español El Mundo sobre Alejandro Cao de Benós en “El farsante español de Pyongyang” por David Jiménez.

– una serie de datos que Barbijaputa recopila bajo la pregunta ¿Deberíamos invadir y frenar a Corea del Norte? 

– la experiencia del colombiano Pablo Constaín en Corea del Norte con las crónicas De turismo en el peor país del mundo

– la emisora española COPE entrevistó este 2 de abril a Alejandro Cao de Benós unos 17 minutos, en la web lo titularon “Un español en el régimen de Corea del Norte
Anuncios

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s