Hipocondríacos

Seguro más de uno es o ha padecido en algún momento esta extraña “enfermedad” que nos hace ser una esponja de todo lo malo a nuestro alrededor. Oír hablar de catarro, fiebre y hasta de piojos y sentir en nuestro propio cuerpo los síntomas de cuánto padecimiento se nos ocurran. 
No sé si es en determinadas fechas del año o al final seré uno de tantos hipocondríacos, pero últimamente parecía que todo lo tenía yo. Imposible ver una película, leer algo o sentir a mi lado alguien tan siquiera con una toz. Bob esponja es un niño de teta…
IMAGEN TOMADA DE Globedia.com
Recuerdo cuando estudiaba en la primaria era un experto hipocondríaco, claro lo hacía con toda intención para librarme de la escuela: fingir dolores de cabeza, malestares de estómago y luego me enteré de que con el polvo de las tizas se podía coger conjuntivitis, pero no llegue tan abajo. En algún momento me di cuenta que no podía evadir los problemas pues al final seguirían allí, en forma de tareas o responsabilidades mayores.
A lo mejor hoy inconscientemente mi cuerpo se pone malo para no cumplir en determinados momentos, a lo mejor hoy sigo siendo un niño mimado que le gusta perder el tiempo y llevarse hasta los límites en más de un sentido. Lo preocupante sería que mañana siga siendo un hipocondríaco de la vida y copie las malas conductas de quienes me rodean.
¿Habrá cosa más horrible?
Como está el patio en España cualquiera diría que los “hipocondríacos” y las “hipocondríacas” –por aquello de la igualdad de género- están en su apogeo.  Con tanto caso de corrupción en todas las esferas, en los partidos políticos y hasta en la realeza, en este país hay muchos que no superaron aquello de copiar malos comportamientos ajenos, aunque seguramente tiene otro nombre en psicología, pero creo les queda mejor este cartel.
Si por todos es conocido que los causantes de la crisis económica, aquí y en el mundo entero, siguen haciendo de las suyas desde otros puestos. Aquellos de empresas privadas son incomparables –no obstante, igual de condenables-  con las instituciones públicas que derrochan dinero del contribuyente y hasta de la misma Unión Europea, tal vez la culpable de que en los países del sur de este Viejo Mundo haya “comportamientos hipocondríacos”.
Pero no todo puede ser tan fácil y achacarle nuestros problemas a traumas con mamá, o mejor dicho a mamá Merkel. Los “hipocondríacos” en España no se presentan en hospitales y no piden disculpas, aunque bueno alguno sí lo hizo, pero otros disfrazados de autonomías, políticos, vigilantes del Copyright o causas independentistas derrochan cuánto hay y cuánto no.
Los últimos de esta larga lista involucran hasta el deporte rey en España y Europa, con dinero no público, pero igual de preocupante, aunque mañana se tape el Sol con un Gool.
Y yo pensaba que sufría esa enfermedad como nadie, pero veo que va más allá del cuerpo y la mente, extendiendo sus manos sin pensar en el daño hecho a su propia imagen y a la de un país cansado ya de “hipocondríacos”. Lo peor es que no admiten padecer de “hipocondría vital” y siguen tan panchos acumulando a sus espaldas otros males que dejan a este como el menor.
Los medios repiten una y otra vez cuánto hipocondríaco, llamémoslo por su nombre: corruptos hay en España, casi hasta el cansancio y tal vez lo hacen porque saben que en este entramado de padecimiento generalizado ellos también han visto su credibilidad comprometida.
Yo seguiré repitiendo una y otra vez lo mismo, tratando de no caer en la trampa y no sentirme enfermo ante lo que ocurre, nos vemos.
P.D. Mis mayores respetos a quienes en verdad padecen de hipocondría.  

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s