Si Martí no lo dijo…

Nunca es tarde si la dicha es buena, ese refrán nos viene muy bien a quienes pedimos colaboraciones a última hora y halamos de la palabra amistad y José Martí para solicitar que los recuerdos de otros cubanos invadan este blog con el más grande de aquel pequeño archipiélago. Leydi Torres Arias -¿será Nené Traviesa?- comparte con nosotros sus vivencias con el Maestro, desde la niñez está entre nosotros, y así dicen los mensajes de sus botellas: 

De niña leí tanto a José Martí que llegué a pensar que en el mundo existían pocos escritores de literatura infantil. Antes de los hermanos Grimm, Dickens o los libros rusos, mi cuarto se llenó de poemas a Ismaelillo, versos sencillos, y una edición vieja y gastada de La Edad de Oro…

Descubrí junto a Bebé, Pilar y Piedad que los juguetes son más valiosos si se comparten. Aprendí como Nené que a los libros no se les maltrata, porque no hay mejor amigo que un libro viejo.

Meñique me enseñó que el saber vale más que la fuerza, y Loppi que el camaroncito duro no siempre saca del apuro, sobre todo si se es egoísta.

Y también a temprana edad un poema me conmovió, “Los dos príncipes”, que de tanto leerlo me lo aprendí para recordar que los hijos de los ricos y los hijos de los pobres cuando mueren, aunque tengan diferentes entierros, dejan igual dolor.

José Martí, es cierto, fue bueno en la oratoria. Sus discursos resultaron convincentes y muy aplaudidos, pero sobre todo escribió. Escribió mucho y de diversos temas.

Ya había escuchado alguna vez la afirmación: “Martí escribió de todo, a ese hombre no le quedó casi nada por decir”. Pero nunca antes de aquel día me había valido de él para terminar una disputa en tan buenos términos.

Éramos cerca de diez niños para tomar una decisión muy importante: si jugar a los carritos o a las muñecas. “Los juegos de nosotros son más divertidos”, advertía uno de los varoncitos.

Lo pensé. “Podemos jugar si nos ponemos de acuerdo, pero eso que dices no es cierto”, dije. “Eso no lo he leído en ningún libro de Martí, y ¡si él no lo dijo, no ha de ser verdad!”

Enhanced by Zemanta
Anuncios

1 Comment

  1. mira cuándo llego para encontrarme! de verdad que Internet -siempre la culpa es de Internet!- me hace quedar mal y entrar con cierto atraso a tu bog, es por eso que hoy me desquito y comento hasta no cansarme! Un abrazo, y gracias, siempre, por la dicha de escribir desde el Viejo Mundo… 😀

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s