Venezuela ganó democráticamente

La victoria de Hugo Chávez en las elecciones presidenciales de este domingo en Venezuela, confirman lo que a muchos no les gusta, pero está ahí, pese a que sus intereses en el oro negro quieran cegarlos: el pueblo venezolano quiere a Chávez y por eso a través de las urnas lo ha vuelto a elegir. 

Hoy por la mañana el primer medio que leí para enterarme de la noticia fue El País, el periódico global en español fue un vaso de agua fría desde la primera línea hasta la última: “Goliat venció a David” fueron las primeras palabras de un periódico que consideraba serio y objetivo, pero me vuelve a confirmar que la objetividad se queda fuera en muchos medios o la prensa en general, como me ha dicho algún profesor.

En su noticia “Chávez logra un cuarto mandato como presidente para estar 20 años en el poder” -como si en España no hubiera algunos que han estado 14 años y aspiraban a más, me refiero a Felipe González- este diario, después de enumerar los numerosos defectos del presidente venezolano, dice que Chávez: “tampoco dejó de recordar los logros de sus 14 años de mandato –reducción del analfabetismo, extensión de la atención sanitaria primaria, incremento del número de universitarios, mercados populares, etcétera- utilizando sin escrúpulos los recursos del Estado“.

¿Ahora es pecado dedicar dinero del Estado al bienestar público? Eso lo dicen desde un país donde se recortan cada unos 6 meses -o menos- desde el año pasado dinero para la salud y la educación pública y donde estamos a la espera de más tijeretazos, incluso en las pensiones de aquellos que trabajaron durante años en este proyecto de democracia. No nos olvidemos que en España no hay dinero para lo público, pero sí se pide para rescatar a los bancos a costa de endeudar a toda una generación, que como señala Pascual Serrano, en un artículo de Público: “escoge a Venezuela como segundo país latinoamericano para encontrar trabajo”. 
Si El País utilizaba frases como “caudillismo mesiánico”, hacía hincapié en el reciente cáncer del presidente venezolano que ni si quiera él ha nombrado tanto, creo yo por respeto hacia su persona y no causar lástima, no me quería imaginar qué o cómo se tomaron en los demás medios españoles la noticia de la reeleción de Chávez hasta 2019.
Menuda sorpresa cuando buscando en El Mundo, ABC, Público y la televisión pública española RTVE solo me encontré pequeños matices de la noticia que le guste a quién le guste y le pese a quién le pese, es la noticia del día en el mundo entero, sobre todo cuando se hablaba de reñidas elecciones y vale que un 10 % no sea una gran diferencia, pero Chávez ha ganado en 20 de los 23 estados venezolanos. 
Hasta el Huffington Post en su versión española ha reconocido que “con más contundencia de lo previsto, Hugo Chávez, se ha impuesto en las elecciones presidenciales…” En tanto La Vanguardia comenzó su noticia con bastante rigor, “Chávez renueva su mandato al ganar a Capriles con holgura”, para luego caer en los juicios de valor y las incógnitas propias de quienes están fuera de Venezuela y no dentro. 

“La jornada electoral se desarrolló, al menos hasta la noche, en calma con escasas excepciones. Sin embargo, los prolegómenos mostraron hasta qué punto la de Venezuela es una democracia –si acaso– por los pelos.“, es uno de los tantos calificativos de La Vanguardia en una extensa noticia, crónica o desahogo personal del periodista enviado especial a Caracas.


Y estos son los prolegómenos, o para que entiendan el preámbulo, la antesala de la jornada electoral: 

“…hasta el último minuto antes de la apertura de colegios a las seis de la mañana, los impulsos autoritarios del presidente y su control absoluto de las instituciones y los medios estatales se hicieron evidentes. Y la realidad de una nación partida en dos, hiperpolitizada y a ratos crispada, se percibió con claridad por mucho que luego la maquinaria electoral funcionara más o menos bien, aunque no sin algunas protestas por retrasos y problemas logísticos.”

Lo que no dice es qué transmitieron ese día los canales de la oposición, que seguramente no dedicaron más minutos a Chávez que a Capriles, preferido de muchos dentro y fuera de Venezuela que quieren volver a saborear en sus manos los millones de barriles de petróleo. Y desde La Vanguardia terminan con broche de oro, o mejor dicho luto “Si la salud lo acompaña, Venezuela seguirá oyéndolo otros seis años.”

Al parecer que el pueblo haya acompañado y elegido a Chávez durante este proceso electoral no es suficiente muestra de democracia para algunos medios. Creo recordar que uno de los mayores índices de democracia en una sociedad es la posibilidad de su pueblo, o ciudadanía, de elegir a sus representantes en las instituciones públicas.

Les juro que esperaba encontrar más escepticismo y discurso “anti-chavista” en la prensa española de hoy, pero si de siete medios revisados, solo unos dos han plasmado las ideas preconcebidas respecto a Chávez y Venezuela, debo decirles que el periodismo por estos lares no me ha decepcionado -al menos por esta vez- tanto como esperaba, aunque seguro saltarán las opiniones sobre el proceso dentro de poco. 

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s