Abraham Lincoln: la culpa es de los vampiros

Desde Crepúsculo, supe que no todas las películas de vampiros tienen por qué ser buenas, pero siempre guardo la ilusión de un buen rato viendo chupa-sangres e historias de la noche. Con la más reciente parodia de la vida de Abraham Lincoln esperaba un emocionante hora en el cine, no obstante me volvieron a desilusionar desde Hollywood con tantas escenas desgastadas y argumento sin sentido.
Abraham Lincoln: Cazador de vampiros
Resulta que Lincoln no sólo fue presidente de los Estados Unidos, si no que mientras los jóvenes se iban por ahí a cortejar muchachas o simplemente a tomar a los bares, él se dedicaba a matar vampiros para vengar la muerte de su madre. Las películas de venganza nunca me han gustado mucho porque sucede como con esta, se convierten en una búsqueda incesante del asesino y creo que la violencia solo conlleva más violencia. 
Sin contar algunas buenas escenas de acción pura y dura donde Míster Lincoln hace destreza de su manejo con el hacha para matar vampiros o la de la persecución por encima de los caballos -y no precisamente montando, si no caminando como Cristo sobre el agua- esta película tomó todos los planos que han funcionado en Hollywood para estar en pantalla más de hora y media. 
No detallo mucho para no hacer spoiler, pero hay unas cuántas tonterías históricas, donde sí, la culpa es de los vampiros y no de quienes construyeron esta nación o fueron a espoliar Las Américas. Voy de manera cronológica:
  • “los nativos americanos fueron exterminados por los vampiros”
  • “los reyes africanos vendían a su pueblo” Hasta en la ficción es de mal gusto oír afirmaciones como esta, si hasta muchos reyes fueron despojados de sus posesiones y llevados a América como esclavos
  • “el Sur de los Estados Unidos seguía con la esclavitud porque los vampiros se alimentaban de los esclavos” Claro, y en los años sesenta del siglo pasado el Ku-Klux-Klan eran vampiros también
  • el gran misterio se resuelve: Lincoln fue asesinado por un vampiro. Posiblemente Kennedy también y no por los círculos de poder ocultos. Las teorías conspirativas son de niños de teta frente a este filme. 
  • “los vampiros escaparon a América del Sur, Medio Oriente y Asia” Si hubiera sido durante la Guerra Fría, dirían sin descaro a Rusia, pero no ahora los objetivos del gobierno americano son otros y salvan al mundo de los vampiros en estos rincones del mundo. ¿Será Chávez un vampiro o Fidel Castro?
Sé que es una película y para colmo de vampiros, totalmente irreal y aunque el guionista supo unir bien todos los cabos sueltos de la política estadounidense y una nación, que hayan sido o no vampiros, tiene mucha sangre en sus manos. Pero no soporto tanta imaginación, cuando la realidad es indiscutible. 
Como reza un viejo refrán: “la culpa es de cristal” y no hay que dejarla caer en nadie, menos en uno mismo. Si existieran los vampiros qué fácil sería todo, nos vemos.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s