¿Hasta cuándo?

En España vivimos con la extraña sensación de que un día despertaremos y ya no habrá de dónde recortar, así que lo más posible, y sin saber de dónde sacar, es que el Partido Popular, ahora en el gobierno, nos traslade a cada uno de sus ciudadanos a cualquier rincón de África para poder cumplir las metas impuestas por la Comunidad Europea.
Parece imposible ¿verdad? Pues a estas alturas del año, y con algunos de crisis a cuestas, en España al parecer no hay más solución o bueno sí apelar al compromiso ciudadano y no pagar los salarios al menos una vez al año para que Merkel y nuestros primos de Bruselas se estén tranquilos. La cosa, aunque a algunos no le guste, está que arde.
Realmente, España no ha llegado a esos escenarios tan fatalistas, pero nos falta un empujón más para caer en el abismo. Aquello de las crisis cíclicas del Capitalismo, ya no convence a la mitad de los ciudadanos que ven sus impuestos “in crescendo” al mismo nivel que Alemania o Francia, donde el nivel de vida indiscutiblemente es más elevado. Pero, ¿no querían Unión Europea? Pues toma UE con lo bueno y lo malo: las ayudas a comunidades autónomas, el poder visitar sin visa cualquier país de la zona y claro está las exigencias, ya no sugerencias.
El español y/o española, tiene en sus manos la moneda única y menos dinero también con respecto a otros países, más impuesto, más bancos y más deudas. MÁS no significa siempre mejor, así subir el impuesto al valor añadido (IVA), casualmente con precedente en la España del siglo XIV, toma un sentido negativo para cada uno de quienes vivimos por estas tierras. Si ya de por sí los cines, ropa o calzado estaban caros, ahora suben un tantico más para colaborar con el plan de una España mejor. “¡Qué se jodan!“, diría una diputada del Partido Popular.

Nimiedades, dirán algunos, y sí lo son, cuando constatamos que en sector básicos de cualquier sociedad -o deberían serlo- como la Educación, la Salud y la Seguridad Social, el gobierno de Mariano Rajoy no piensa dos veces para recortar, serruchar y acabar con un Estado de Bienestar que trató en sus inicios de contrarrestar el malestar ciudadano, pero ya parece que está sobrevalorado, o eso creen los partidos políticos.

Mariano Rajoy da dicursos en momento claves para su PP, pero no cuando España verdaderamente lo necesita, así oímos su voz este fin de semana desde Andalucía: “Nosotros nunca hemos prometido milagros, ni brotes verdes, sabíamos que la situación era difícil, pero cuando llegamos era mucho más difícil de lo que pensábamos”. Sin “sacrificios y reformas” nunca saldrá España del pozo, es “absurdo”, “pura ingenuidad”, informa el diario El PaísEn este video de Al Rojo Vivo, de La Sexta, algunas “promesas incumplidas y brotes verdes”: 

Todavía recuerdo como alguien se lleno la boca en decir que “en Europa fue dónde primero se creo el Estado de Bienestar” y se ponía una medalla al hablar del tema. Lástima que sea desde Europa donde se esté cambiando el futuro de sus ciudadanos por la supervivencia de un sistema económico incontrolable, toda una bestia sin frenos que no entiende de leyes, medidas, ni tan siquiera de supuestos préstamos o hablando claro rescates. 
¿O será que los mercados quieren ver a España en bancarrota? 
Ideas que me vienen a la cabeza, y son imposibles, si -según tengo entendido- la Economía es controlada por el hombre y no al revés.  Además, la política es nuestra gran esperanza para salir y defender la democracia tanto en España como en cualquier otro país capitalista. Uff… me han lavado el cerebro con las clases de Historia del Pensamiento.
Pero no señores, ni los políticos, ni los bancos, ni los mercados, ni tan siquiera la prensa -gremio al que espero pertenecer algún día- tienen las ideas claras sobre lo que está sucediendo ahora. Y es que después de cualquier medida salen los economistas hablando de una mejora, “ahora sí España levanta”, pero los mercados no se enteran y sigue en caída, en picada hasta unos puntos básicos de otra prima, la prima de riesgo, que nunca antes había tenido más espacio en los medios que un hombre o una mujer. 
¿A este punto hemos llegado? ¿Hasta cuándo aguantaremos a la Unión Europea, a los políticos, las instituciones privadas y a ese 1% que critican desde Wall Street?
Esta crisis se va a llevar a muchos por delante y esperemos que no seamos los ciudadanos, aunque visto lo visto sí suena imposible. 
Anuncios

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s