Aprendiz de todo, periodista de nada

El pasado mes concluyeron mis pruebas y clases como estudiante de periodismo en la Facultad de Comunicación (FCOM) de la Universidad de Sevilla, solo el primer año, aún me faltan otros tres, que espero sean con más periodismo y menos de todo. Resulta que en estos dos cuatrimestres con el Plan Bolonia, la apuesta común de la Comunidad Europea por su Educación Superior, me he sentido como un estudiante de cualquier cosa, menos de periodismo. 

Solo he dicho periodismo dos veces en el primer párrafo, casi más de las asignaturas que tuve relacionadas con la profesión u oficio, no es momentos de caer en ese debate, pero sí de lamentarme por el plan de estudios de la FCOM sevillana. Después de 8 meses, con clases vespertinas, hoy puedo decir que sé más economía -aunque la lleve a septiembre-, más sociología, psicología, publicidad y más cualquier otra cosa, que de periodismo.


El periodista debe saber de todo, o casi todo, para no ser absolutos, pero una carrera de 4 años, de los cuales el primero se dedica a asignaturas generales y no propias del periodismo ¿qué nos deja para aprender en las aulas? o mejor dicho ¿en la facultad llegaré a aprender algo de periodismo? o ¿seré como muchos universitarios que llegan al centro de trabajo y le tiran por tierra toda la teoría?

Para responder a esas preguntas me faltan unos cuántos años, pero desde mi experiencia y por suerte he estudiado en una FCOM cubana, de la Universidad de La Habana, donde con poco y sin tanto Internet, aunque los profesores lo daban todo digital, desde el primer semestre nos enseñaron a escribir una noticia o nota informativa, entrevistas y ya en el segundo estábamos con los reportaje. A todas estas con la posibilidad de hacer prácticas en medios locales cada semestre: en periódicos, agencias de noticias, radio y televisión.
Como he repetido constantemente, desde mi primer año pude conocer el periodismo de frente y no cogerle miedo, pese a las barreras típicas entre algunos futuros colegas y los estudiantes que queremos comernos el mundo. En la FCOM sevillana no será hasta tercer grado, cuando pueda ir a un medio de comunicación y practicar todo aquello que me han enseñado en clase.
No obstante, después de este primer año entiendo perfectamente por qué las prácticas se dejan para años superiores. Lo más cercano al periodismo que he tenido este curso, ha sido Tecnología de los Medios Audiovisuales, pues asignaturas como Competencias Comunicativas en Español, Historia Social de la Comunicación y Teoría de la Comunicación y de la Información, básicas para cualquier periodista o profesional de la comunicación en general, ya la había dado en Cuba.
En Medios Audiovisuales el profesor se esmeraba en que aprendiéramos a manejar cámaras, programa de edición digital tanto de audio como video, pero el tiempo era claramente insuficiente y nuestro poco acercamiento a la redacción periodística, nos impedía realizar un reportaje o noticia, razón por la cual casi todos los trabajos fueron cortos, más dados a la creatividad y en el caso de la radio: claras copias de programas alguna vez oído por nosotros.
Una asignatura de tal importancia, hubiera sido mejor aprovechada si conociéramos de antemano cómo hacer noticias para radio y televisión, cómo hacer guiones, reportajes, un mundo que nos falta por conocer y que a alguien se le ocurrió mejor empezar con lo técnico.
Así otras muchas asignaturas que dimos durante el año y que si se pensaran mejor estarían organizadas durante los cuatros años del Grado en Periodismo de la Universidad de Sevilla, y no en un primero donde muchos de mis compañeros no estaban convencidos de estudiar periodismo y aún creo no tienen argumentos para amar -o respetar al menos- la carrera, a no ser el factor “quiero ser como fulano que sale en la tele” o algo por el estilo.
Con periodistas así, que solo piensan en los focos y no en los contenidos y la vital importancia de nuestra profesión, es que algunos hacen cuánto le da la gana, sin tener nuestro ojo crítico encima. Pero bueno, para eso existen los máster y postgrados en la universidad española, para que nos decidamos por algo más ¿o será para sacar más dinero?
Ahí lo dejo, comparen con sus propios ojos los planes de estudio del 1er año en la FCOM de Sevilla (US) y la de La Habana (UH). Como verán me fui de Cuba por otras cosas, nunca por la educación, nos vemos. 
Anuncios

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s