99%: paz mundial y derechos humanos

Las fronteras de Estados Unidos serían muy estrechas tanto para este movimiento, como lo han sido para sus representantes políticos durante años. El 99 % exige poner fin a las guerras perpetuas con fines de lucro, dejando solo el personal necesario en zonas geopolíticas de acuerdo a la situación actual y no a momentos pasados como la Guerra Fría en Europa, Corea del Sur, Japón, Australia y Cuba.


“Estados Unidos se ha involucrado en una guerra tras otra, para después descubrir que los pretextos invocados para entrar en estas guerras eran falsas o exageradas. El objetivo de la guerra en un estado controlado por una empresa es generar beneficios para las industrias militares del Complejo Industrial y de otro tipo y las personas que se benefician directa e indirectamente cuando los seres humanos se matan entre sí.”

En el año 2020, prevé este movimiento, podrá reducirse el número de armas nucleares con que cuenta Estados Unidos. La retirada de las tropas americanas de Afganistán es otra de sus peticiones, así como la atención médica, mayor cuidado y compromiso con los veteranos de guerra que según las cifras se suicida uno cada 80 minutos.

Pero, los ánimos de lucro no solo causan guerras, sino también la destrucción del medio ambiente y con él de nuestro planeta. El 99 % llama al gobierno a sancionar a quienes de manera intencionada o no causan daño a ecosistema protegidos o cualquier otro hábitat natural. El efecto invernadero y muchos otros cambios en la naturaleza ya está probado científicamente que es por la acción desmedida del hombre.

“Los seres humanos han causado la extinción de cientos, si no miles de especies a través de la sobreexplotación, la contaminación, la destrucción del hábitat, la introducción de nuevos depredadores y competidores de alimentos, con la caza y otras influencias.”

Con la irrupción de Internet en nuestra vida desde la década de los 90 del pasado siglo, nuevas vías de comunicación y por tanto de libertad de expresión fueron encontrando camino en este mundo de 1 y 0. Las redes sociales han sido el aglutinador indiscutible de todas las personas interesadas en cambiar el panorama mundial y si no fuera por ellas el 99 % hubiera quedado en un memorable lema.

Los gobiernos y las grandes industrias del entretenimiento, temen por su integridad, los primeros como órgano dirigente y los otros por la pérdida de sus ganancias. Pero como hemos visto que unos dependen de otros para su impunidad, las intenciones de censurar Internet tanto en Estados Unidos como en otros muchos países, incluida la Unión Europea, han sido diversas y siempre han encontrado el rechazo de los ciudadanos.

El 99 % condena el robo de la propiedad intelectual y la piratería en línea, pero teniendo en cuenta que casi todo se encuentra en manos de seis grandes transnacionales de la comunicación exigen la liberalización de los contenidos, siempre previa autorización de quienes los hayan creado –personas, no instituciones-.

“Creemos que la Internet y sus tecnologías relacionadas son propiedad conjunta y el trabajo producto de la humanidad, y como tal, no debe ser censurado sin el consentimiento de las personas que utilizan y contribuyen a su vitalidad.” Por tanto, el movimiento demanda la derogación de leyes recién aprobada conocida como SOPA, Ley de la piratería en línea, y PIPA, Ley de Protección de IP. Ambas reducirían la utilización libre de la red, llegando incluso a cancelar la cuenta de Internet por utilizar material con derecho de autor.

Con los incidentes del 11 de septiembre de 2011, el gobierno estadounidense aprobó una serie de leyes, como la Ley Patriota y la Ley de Defensa Nacional, con las cuales se violan derechos civiles de ciudadanos. Esta última puede requerir a cualquier persona sin tiempo indefinido y sin contacto con familiares y amigos, solo bajo la sospecha de ataque terrorista. Así el Estado podría quitarse de en medio personas non gratas que pueden llegar a ser juzgadas por juzgados militares.

“La Ley Patriota ha permitido el aumento de la vigilancia de los ciudadanos estadounidenses y ha permitido a la CIA acceder,  sin consentimiento o previa notificación, a los informes de crédito confidenciales, registros escolares, registros de comunicación, la actividad de Internet y otra información personal.” El 99 % solicita al gobierno la derogación de aquellos artículos de estas leyes que limitan los derechos civiles de la ciudadanía.

Este movimiento no solo se preocupan por quienes caminan libremente en los Estados Unidos, también por aquellos que están bajo rejas en el país con la cifra más alta de presos en el mundo, más de dos millones de personas en las cárceles y en total unos siete millones bajo vigilancia policial. El 99 % condena el negocio que se oculta tras las cárceles de los Estados Unidos y la falta de reinserción social con estos ciudadanos.

Lo más preocupante es que los jóvenes son quienes más sufren la prisión preventiva por causas de drogas. En su último punto expresan: “el almacenamiento en masa de personas que sufren de enfermedades de adicción y trastornos mentales o emocionales es inmoral y contraproducente, excepto  por la industria de las prisiones privatizadas, las agencias gubernamentales y contratistas, ya sea para justificar sus ganancias o presupuestos anuales, encarcelan a delincuentes no violentos por casos de droga.” Además, condenan la falta de representación legal para las minorías y los pobres.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s