99%: educación, salud y trabajo para todos

Una de las grandes carencias de la sociedad estadounidense es su sistema sanitario, o mejor dicho la falta de uno que no sea excluyente, si no para todos los ciudadanos. El 99 %, como parte mayoritaria de quienes sufren estas carencias, solicita un cuidado médico asequible a todos.


El sistema de educación pública estadounidense –en palabras de este movimiento- es un rotundo fracaso, por tanto proponen reformar la enseñanza sin escatimar recursos tanto en la preparación de los estudiantes, siendo incluso posible contratar especialistas en el extranjero, y con salarios para los profesores iguales a los del sector privado.

Los estudiantes universitarios tienen una deuda que asciende al billón de dólares americanos y en momentos como estos, cuando no hay trabajos ni para quienes trabajaban, los bancos continúan cobrando un 6 % de intereses. El 99 % recomienda una reducción al 2 % o inferior, de acuerdo con la situación económica de las familias y en un ámbito donde la educación no asegura un trabajo. Para prevenir las deudas impagables de los estudiantes solicitan también un recargo en las transacciones financieras, similar a los que cobran los bancos a sus consumidores.

Este movimiento va a más: “a los no ciudadanos que obtengan su educación en los Estados Unidos se le debe proporcionar una vía acelerada hacia la ciudadanía para que las inversiones realizadas en estos estudiantes permanezca en el país.”

Siguiendo esta línea, mucho antes de que apareciera el 99 %, el Apóstol Nacional de Cuba, José Martí, conocedor y crítico con la realidad americana y en particular cuánto sucedía en Estados Unidos, dijo en una ocasión: “El hombre tiene que sacar de sí los medios de vida. La educación, pues, no es más que esto: la habilitación de los hombres para obtener con desahogo y honradez los medios de vida indispensables en el tiempo en que existen, sin rebajar por eso las aspiraciones delicadas, superiores y espirituales de la mejor parte del ser humano.”

Otra de las peticiones del 99 % es el empleo para todos los estadounidenses. Según las cifras que presentan uno de cada cuatro niños en los Estado Unidos vive en la pobreza, el 8,6 % de los ciudadanos son desempleados, el 16, 2 % son subempleados y una cifra indeterminada ha desistido de buscar empleo. En una nación donde no se trabaja, no se come, no se vive y simplemente no se contribuye a la rehabilitación de la delicada infraestructura casi al borde de la quiebra.

Con este fin, el 99 % llama a crear empleo en territorio estadounidense, no en otros países como la India o China donde se pagan salarios infrahumanos. El Estado debe velar porque la mitad o más de los 151 millones de americanos en la pobreza salgan de esa paupérrima situación y si es posible invertir nuevamente en productos de uso diario que se exportan de otras regiones. Así mismo, las empresas extranjeras que no paguen salarios adecuados a los ciudadanos o cualquier otra persona en suelo estadounidense, deben ser sustituidas por empresas nacionales que respeten las divisas y los acuerdos comerciales.

Estas ideas, sin dejar de hablar de la competencia y el mercado, podrían sonar a comunismo en el 99 %, razón por la cual algunos medios aseveran que detrás del movimiento están las ideas de izquierda desaparecidas “supuestamente” durante los años de la Guerra Fría. No creo que por exigir la igualdad ciudadana, una educación digna y mayor acceso de todos a puestos de trabajos, estemos ante un movimiento de la hoz y el martillo. El cristianismo también habló de igualdad y el marxismo no aceptaba la religión, aunque no todo es blanco y negro.

El 99 % es un movimiento progresista que recoge el sentir de toda una generación que ha visto hipotecado su futuro por generaciones. En este sentido, exigen la refinanciación de las deudas hipotecarias contraídas durante la burbuja inmobiliaria y, como el gobierno ayudó a los bancos a salir de la falta de liquidez con dinero público, los bancos junto a comisiones no partidistas deberán reestructurar el sistema a fin de ayudar con nuevos préstamos directos.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s