De Ocupa Wall Street al movimiento 99%

Las revueltas populares en Europa se extendieron al otro lado del Atlántico, no Islandia lamentablemente, pero sí los indignados made in España tocaron las puertas del país insignia de la democracia y el capitalismo. Estados Unidos despertó por sorpresa en 2011 con cientos de manifestantes en la sede de los grandes bancos mundiales: Wall Street.

Solo era el comienzo de una actitud y enfrentamiento a la realidad imperante que se extendió por casi toda la geografía de este país. Ya no solo era Ocupa Wall Street, le siguió Ocupa Seatle, Albuquerque y otros muchos sitios, donde las personas acampaban en parques, frente a instituciones públicas o bancos. Familias enteras, sumidas en la crisis por la incompetencia de unos pocos, dejaban sus casas para decir al mundo que no estaban de acuerdo con la actual distribución de recursos y posibilidades del país soñado.

Las redes sociales se convirtieron en hervideros de comentarios a favor de Occupy Wall Streety los otros movimientos. Blogs, periodistas, todos apoyaban o reflejaban de alguna manera cuánto decían quienes acampaban por su presente y futuro. Pero, como dice un refrán popular una cosa es jugar con el collar y otra muy distinta con el mono.

Si aplaudíamos el coraje del Mundo Árabe al luchar por sus derechos en plenas  dictaduras, la cosa es diferente cuando se critica a los Estados Unidos o más bien a la esencia de la democracia y el capitalismo. Twitter comenzó a tratar el hastag –etiqueta para comentar en esta red- #OccupyWallStreet como spam o sea basura, y por tanto la visibilidad de este movimiento quedó anulada en esta red de microblogging, que incluso suspendió cuentas de periodistas que apoyaban abiertamente las concentraciones.

“Una cosa tenemos todos en común: somos el 99 por ciento que ya no toleraremos la codicia y corrupción del 1 por ciento”, dice este movimiento en su página web. Al respecto el periódico La Jornada de Jalisco, México, reseñaba en 2011:

‹‹…el Nobel de economía Joseph Stiglitz escribió: “lo que vemos en EU es el gobierno del 1% de la población, para el 1% de la población y por el 1% de la población”. Por su parte, otro analista, Vicenç Navarro, amplía esa explicación, al mencionarnos que “el poder de este 1% (el poder financiero, económico y político en EU) es enorme. Este 1% tiene el 40% de toda la riqueza del país. Este 1% ha adquirido un enorme poder político durante la época neoliberal. Mientas que en los años sesenta pagaban el 51% de sus rentas en impuestos, ahora pagan sólo un 17%. Como consecuencia, tales ingresos, que representaban el 33% de los ingresos al Estado en aquella época, ahora representan sólo un 7%. Grandes corporaciones como Exxon Mobil, que en 2009 consiguió 45.200 millones de euros en beneficios, no pagaron ni un centavo al Estado”. ››
Anuncios

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s