Hace 3 años

En el 2009 sucedieron muchísimas cosas, como casi todos los años aunque algunos los veamos todos iguales y nos neguemos a ver el mundo diferente, si no es desde nosotros mismos. Así, sabemos que hemos crecido cuando estamos más altos, entramos a otra enseñanza, salimos por primera vez solos de noche o nuestros padres confían en nosotros para cuidar a nuestros hermanos, esto último lo digo desde la experiencia real, aunque desde los 10 años ya cuidaba a mis hermanos ¿maduré pronto? Naa, era un crío cuidando a otros más chicos.

Sí, me fui del 2009. Volviendo a ese año muchas fueron las buenas y malas noticias que nos acompañaron desde el mismísimo 1ro de enero: 50 Aniversario de la Revolución Cubana, desde entonces cada año en mi isla lleva ese nombre. Me resulto curioso que dos años fueran del 50 aniversario, pero salió la explicación científica de que los años se cumplen una vez pasado el primer año, así el niño cuando nace parte de 0 contando 365 días hasta el añito. Nunca lo entendí, pero así fue.

Entre las malas, y que me llevó a un episodio al parecer simpático para mi familia, estuvo la muerte de Michael Jackson. Por entonces estaba en la redacción de Juventud Rebelde como estudiantes de prácticas y en la CNN daban la noticia, llame a mi casa y mi madre se rió en mi cara, supongo que Jackson no es familia de ella, pero igual me pareció prudente decírselo como chisme. En momentos como esos sobreactúo demasiado, soy un sentimental y si he llorado con el Titanic por qué no con Michael. Por suerte después pude ver el funeral y sí, llore y mucho.
2009 estuvo cargado de emociones, conocí muchísima gente y amigos, que al final son quienes quedan. En Sevilla, sitio con el que ni soñaba se inauguraba la primera línea del metro en Andalucía, hoy seguimos esperando una segunda, pero como está “la cosa”. El mundo por aquel año temía por la pandemia AH1N1, ¿quién no se acuerda de los consejos médicos e informativos especiales? Al final, todo pareció una maniobra de las transnacionales farmacéuticas, pero yo aprendí a tocarme menos la cara y lavarme más las manos.
En América Latina, Honduras sufre un golpe de estado como si viviéramos en los años de dictaduras militares y fascista, qué mal sabor de boca con aquello, parecía mentira, pero el continente apuntaba nuevamente al estigma de repúblicas bananeras. Del otro lado de la moneda, en Perú, el ex-presidente Alberto Fujimori era condenado a 25 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad y en La Habana, Juanes, Miguel Bosé, Olga Tañón cantaban por la Paz sin fronteras. No fui al concierto, pero lo disfruté minuto a minuto en la TV cubana.
Bueno, basta de recuerdos personales del 2009 -si quieren ver todos los sucesos a la Wiki-, luego no me gusta que me digan redicho y no voy al grano. Hoy, hace 3 años, cuando no sabía aún cómo trabajar en Internet y desde WordPress con el nombre de El Escarabajo y la Cigarra, cree este blog, sí, personal para hablar de cuánto quisiera, sin las ataduras de un jefe de redacción.
Hoy lo sigo haciendo, con mucha más asiduidad que antes, comprometido también con otros proyectos y seguro de que pese a ser un blog de millones en Internet, siempre habrá alguien dispuesto a oír mis palabras y así no pensar que se las lleva el viento. Gracias por su compañía, nos estamos viendo muchos años más.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s