Mis abuelos

Esta crónica la tenía relegada en mi página El Autor, pero por su importancia para mí, hoy la descubro en mi blog.


Dichosos aquellos que pudieron disfrutar de todos sus abuelos, dichoso yo que pude tener unos cuantos de mis abuelos.

Nunca conocí a mi abuela Chungo. Su sueño siempre fue tener un hijo varón y como solo tuvo dos muchachas, ya mujeres, no pudo más que esperar un nieto: yo.

Chungo fue pelotera, no de softball, sino de beisbol femenino. En el barrio, a años de abandonar el deporte profesional, jugaba con los muchachos lo mismo a la pelota que al quimbicuarta. Era un muchacho más, a mí no me gusta ni coger una bola en las manos.

A veces me he puesto a pensar cómo yo hubiera sido si mi abuela estuviera viva. Tal vez un niño mimado, un deportista apasionado o un amante sin remedio de la vida como lo fue ella. No sé, mas si estoy seguro de que aún sin conocerla, está siempre presente. Si existe el Ángel de la Guarda, esa ha sido mi Chungo.

Sí tengo la dicha de tener viva a Alicia, no es la la Prima Balletrina Abssoluta Alicia Alonso, es mi abuela interprovincial pues se la pasa de Matanzas a La Habana casi todo el año. Como los pollitos abrimos la boca y ya ella está aquí para ayudar a resolver cualquier situación o simplemente para festejar la alegría de alguien de la familia.

Cuando era un niño, debo confesarlo, la veía como un ser entrometido que me quitaba la comodidad de mi cuarto más veces de lo que yo esperaba. Aún siento ese sentimiento, pero ya me he adaptado a cederle mi almohada por sus caricias y cuentos de vida repletos de experiencias.


Mi agüe, así le digo desde niño, ha cambiado mucho. Al tener conciencia de lo que ocurría a mi alrededor, era una mujerona burocrática, fina, a veces insoportable por los regaños constantes. Ya es mi amiga, la salvadora, quien me defiende lo indefendible, pero después me lo critica “a lo cortico”. Es todo lo que no ha sido uno de mis abuelos, ha hecho por dos y hasta por tres…

Arego es mi primer apellido, ese es su único legado, lo demás no tiene ningún valor.

Pulido es mi segundo apellido, lamentablemente hasta mí llegó. Mi abuelo Pipo me ha dado tanto que ni invirtiendo el orden de mis apellidos saldo la deuda tan grande de amor y cariño que tengo para con él.


En el primer recuerdo que conservo de él, ya estaba canoso y me era difícil imaginar que mi abuelo hubiera sido joven. ¿Cómo, si él me llevaba a la playa cuando nadie podía? ¿Cómo, si él me cuidaba cada vez que algo me ocurría? ¿Cómo, si siempre tenía un obsequio para mí aunque no fuera mi cumpleaños?

Pipo es mi mago. De cualquier aprieto él me saca, solo una petición él me da lo que quiero. Llegó un momento en el que no le pedía nada pues sentí que lo explotaba, pero qué va, si yo no lo hago, él me da cualquier cosa. Es una dosis de paternalismo que mi otro abuelo que mi otro abuelo nunca tuvo conmigo.

He tenido la dicha de tener abuelos: buenos, distantes, omnipresentes; pero siempre ahí, en el lugar exacto para acudir a sus memorias, su riqueza, su savia. Gracias abuelos por regalarme sus vidas.

1 Comment

  1. Hola..
    ¿qué mejor regalo que dejarles esta crónica?
    Por cierto…Pipo sabe. Con lo mucho que lo quieres no es necesario que te cambies el orden de los apellidos.
    Yo también quiero mucho a los míos, me criaron dos, los maternos. Tengo muchas historias con ellos, son mis ángeles.
    Incluso tuve dos bisabuelos, los padres de mi abuela materna, a quienes quise tanto que los llamé abuelito y abuelita hasta que murieron. El cariño de abuelos, tienes razón, es algo que no se paga…Gracias por compartir los tuyos.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s