Aprueban la ley Sinde-recho

El run-run estaba por Internet, pero este domingo ya lo confirmaron los principales medios españoles y puntualmente el Boletín Oficial del Estado (BOE) número 315, que pueden descargar en este link
La temida y criticada ley de Ángeles González-Sinde, Ministra de Cultura en el anterior gobierno, ha visto su sueño  realizado con Mariano Rajoy y sus amigos del Partido Popular, para que después no digan que son las dos caras de una misma moneda. 
Soraya Saénz de Santamaría, vicepresidenta del gobierno, daba una serie de mediadas el día 30 de diciembre, en resumen: recorte, congelaciones y subidas de impuestos, aclaro. Pero en la conferencia de casi dos horas no oí, al menos yo, ninguna alusión a la Ley Sinde, en tanto la supresión del canon digital (impuesto a los soportes de obras con derecho de autor) me alegro el día entre tanta poca esperanza y petición de solidaridad por los muchachos del PP.
Ahora amanecemos en el 2012 con la “grata” noticia de la implementación de la susodicha Ley Sinde, que en principio es comprensible, si yo fuera un escritor famoso de best-seller no me gustaría que mi trabajo no fuera reconocido. Pero, y siempre sale el pero, cuando los que apoyan esta ley son quienes más tienen y ganan, la ley parece una falta de respeto al ciudadano medio que en su vida no va a ganar ni la mitad de cuanto recaudan los artistas con sus respectivas obras.
Con salarios millonarios, que rozan el absurdo y los sitúan como los nuevos reyes y reinas del mundo, los artistas están inconformes con la piratería de sus obras -yo también lo estaría, repito-, pero ¿tanto pierden con la venta de sus discos? O mejor ¿quiénes pierden más ellos o las discográficas, editoras o productoras en general? La industria cultural está peligrando con las descargas ilegales, pero cuando el arte pasó a ser parte del mercado perdió toda credibilidad.
“Por amor al arte” se ha quedado en una frase popular y nada más.
La mejor parte de esta ley y las medidas relacionadas del PP -acabo de oír en la RTVE que se creará una comisión para controlar las descargas ilegales- es que el anterior velador del derecho de autor en España la Sociedad General de Autores y Editores, (SGAE) fue investigada en 2011 por malversación de fondos. Nada que quienes se dedicaban a cuidar las obras de los artistas ibéricos, utilizaban sus ganancias para darse lujos, imposibles para los ciudadanos de a pie. 
Entonces con qué moral van a cerrar páginas web como tienen pensado. Además, si las tiendas vendieran las series, discos o libros a un precio adsequible para todos tal vez no hubiera piratería. Con casi 5 millones de parados con una ayuda de 400 euros que no les alcanzan ni para la renta de un piso, muchos serán los que compren un disco de alguien, por muy famoso que sea.
La cultura no tiene precio y el futuro de un país tampoco, cuando entenderán eso. Lo gratis nos encanta a todos, tampoco es posible, pero no pidamos el dinero a quienes no tienen. 
Y más allá del dinero con esta ley está en juego la libertad de expresión de las personas, una de las bases de la democracia y reclamo de los países occidentales para quienes no siguen su senda. ¿Cómo se va a prohibir citar una obra de algún autor moderno? ¿Acaso las ideas también tienen código de barras?
Al menos hay ciudadanos conscienten en este país, que reclaman su derecho de consumir obras por valores razonables, pero sin violentar la libertad digital alcanzada por la democracia y exigida en el mundo entero. En la web bajo el hastag #nolesvotes o #redresiste se han publicado los artistas que apoyan la Ley Sinde para hacerle un boicot a sus obras. La lista completa en este link.
Hasta marzo, cuando se implemente la ley, los cibernautas podremos demostrar al mundo nuestra inconformidad con las medidas excesivas del gobierno español. No estamos en contra del reconocimiento del derecho de autor, al menos yo estoy en contra del cierre de páginas digitales.  Sobre todo cuando se estipulan este tipo de leyes para mantener la vida millonaria de unos pocos, que temen acompañarnos a la mayoría en las filas de vivir al día.
Estoy en contra de los falsos dioses, que aquí todos somos iguales, hasta la señora Sinde.
ENLACES:
– vean cómo se reparten las ganancias de un CD entre los artistas y las multinacionales en Escolar.net
– un debate sobre la Ley Sinde en Genbeta
– un video sobre la Ley de Economía Sostenible, o sea Ley Sinde, en La información

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s