Cuba en blanco y negro

Navegando en Vimeo, el sitio parecido a Youtube para quien no lo conoce, encontré un canal con videos de Cuba de las primeras décadas del siglo XX. Para mí que comparto con ustedes fotos en blanco y negro de mi tierra, es toda una alegría ver tanto testimonio audiovisual de aquellas épocas y al alcance de todos en Memoria de Cuba.

De todos los videos me llamó la atención este que les traigo. Se trata del Día del Fotógrafo, un homenaje de los activos a los fallecidos y enterrados, como no podía ser de otra manera, en el Cementerio de Colón de la capital cubana.

Lo curioso es que cualquiera de los presentes puede ser quien tomó estas fotos bicolor. Sería toda una proeza adivinar de qué lente salieron, pero el solo ver a la Cuba de antaño se le agradece a todos ellos.

Como verán en la página de VIMEO el Día del Fotógrafo Iberoamericano se celebra el 3 de enero, porque en el año 1841 fue inaugurado el primer estudio fotográfico de Cuba y de Iberoamérica, en la calle Obispo de la Habana Vieja. Pueden ver en el Portal de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana un artículo al respecto Cuba, sus inicios fotográficos.

Hoy les traigo unas cuantas de la conocida Calzada del Cerro, si eres de Cuba seguro has oído que el Cerro tiene la llave. Y si no te cuento que según el maestro Ciro Bianchi: “Surge de una guaracha que con ese título compuso Fernando Noa en 1949 y musicalizó Arsenio Rodríguez, El ciego maravilloso.  Pero si se le da vueltas al asunto, la expresión puede ser cierta porque por el Cerro pasan las conductoras de los tres acueductos que han surtido de agua a La Habana a través de los siglos.”

Desde su blog Barraca Habanera, este periodista cubano cuenta más de una anécdota sobre el Cerro en la época que se tomaron estas fotos y de mucho antes. “Lo que es hoy una populosa barriada apenas tenía tres calles en 1863. La calzada que lleva el nombre de la localidad y las calles de Buenos Aires y Tulipán, donde se erigía  la  residencia del conde de Peñalver, lugar de descanso, por largas temporadas, del obispo Espada. El historiador Jacobo de la Pezuela decía entonces que el Cerro no podía unirse con el cuerpo de La Habana porque “aún los separan grandes espacios despoblados”.

En su artículo El Cerro encontrarán mucho más de lo que esconde este barrio capitalino. Y si quieren ver más fotos lléguense a nuestro álbum en Picasa, Cuba en blanco y negro.


Anuncios

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s