Colón en Huelva antes del descubrimiento

Hoy es 12 de octubre, el Día de… 

Depende de dónde nos encontremos: en España se celebra la Fiesta Nacional, antes conocida como Fiesta de la Hispanidad; en los países americanos, el Día de la Raza, el Respeto a la Diversidad a la Diversidad Cultural o el Día de la Resistencia indígena en Venezuela.


Lo cierto es que tenga el nombre que tenga, el origen es el mismo y conocido por todos nosotros: el 12 de octubre de 1492 Cristóbal Colón descubrió Las Américas y se encontraron dos mundos: el Viejo y el Nuevo. Las interpretaciones son diversas: una masacre, una bendición, un exterminio masivo, un hecho imprescindible…

Pero hoy no quiero ahondar en esa llaga histórica, si no centrarme en Colón, o mejor dicho su estancia en Huelva para pedir ayuda y apoyo en su viaje de descubrimiento. Fue en un monasterio franciscano, ubicado en Palos de la Frontera donde recibieron al Almirante.


En el Monasterio de la Rábida, Cristóbal Colón estuvo preparando su travesía y contó con la ayuda también “de los marineros de la zona de Palos de la Frontera y de la Ribera del Tino y Odiel”, según explican en una placa en la estatua del almirante a la entrada.

Mucho tiempo para meditar, escribir y sobre todo solicitar papeles a los reyes católicos, tuvo Colón en ese entonces. La burocracia ha estado presente siempre, si no miren el pasaporte inmenso que le dieron al italiano. No quiero imaginar la de veces que se mojó en la travesía.


El monasterio conserva documentos, objetos y maquetas de aquellos años, algunos son copia, pero el valor es innegable. Una caja con tierra de cada país americano está presente en un baúl con la respectiva bandera. No pude dejar de emocionarme al ver mi bandera cubana.

Pese a que ha sufrido algunos derrumbes y modificaciones –en particular “a raíz del terremoto de Lisboa de 1755”, según la Wikipedia-, el monasterio mantiene el legado de Colón cuando estuvo entre sus paredes, inmensos jardines y por supuesto en la iglesia.


Hoy es una parroquia donde continúan los frailes franciscanos, quienes abren sus puertas para ver al Colón pre-descubrimiento, un hombre enfrascado en un proyecto, con sueños y dolores de cabeza como todos.

Lo que sucedió después en América es otra historia.

Espero disfruten las fotos, pueden ver más en nuestro álbum Huelva de Flickr, nos vemos 

EL PASAPORTE DE COLÓN

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s