España: 15M o 22M

El panorama informativo de las elecciones municipales del próximo 22 de mayo en España, se ha visto desplazado por una noticia inesperada, aunque anunciada hasta la saciedad en Internet.
Para aquellos que estamos en las redes sociales y defendemos que el paradigma comunicacional de los últimos tiempos ya no se centra en los periódicos, radio y televisión, sino en lo que se cuece en Twitter o Facebook el 15M venía como una bomba silenciosa. Pero al parecer en las grandes cadenas solo están conectados para ver qué dicen en Egipto, Siria, Libia o cualquier otro país que no sea España.
Y no se dan cuenta que cuando las barbas del vecino arden, pon las tuyas en remojo. O así reza un viejo y sabio preverbio. Ciertamente la comparaciones del mundo árabe con España pueden sonar descabelladas, pero cuando vemos las cifras de parados, indigentes, inmigrantes, hipotecados y desahuciados en España, algunos nos preguntamos cómo la gente no se ha tirado a las calles y plazas hace años.
Si los 5 millones de parados fueran cierto, y no lo digo que no sea así, ahí tendríamos una considerable masa de personas, sin nada que hacer, hartos de vivir del sudor ajeno de mami, papi y la pensión de los abuelos. Personas que se han cansado de ver como en aquellos países donde hay menos libertad, como los países del África del Norte, la gente ha tenido el valor de salir a las calles y protestar por lo que es suyo, por lo que es justo.
No solo son protestas por sus derechos, sino como el nombre del movimiento indica por una Democracia Real Ya. Pues en España donde supuestamente hay más partidos y opciones políticas que hierva en el campo, las elecciones sean cuales sean y al nivel que sean, se concentran en el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero de España. Vamos que mejor desaparecen los demás partidos y este país se queda como muchos otros en dos prismas para resolver los problemas.
Aunque ningún partido político actualmente representa una real solución en España, ni los grandes, ni los pequeños, ya que todos y absolutamente todos se rigen por el mercado, la economía, los bancos y el Parlamente Europeo, en particular la Merkel que ya no sabe cómo meterse y cambiar España. Hoy todos en su último día de campaña continúan con pancartas, actos públicos y demás cerrando las elecciones del 22M que tendrán su voto este domingo.
No obstante, la verdadera campaña y revolución se está haciendo en muchas plazas de España, donde los jóvenes están acampados día y noche para “pedir derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz”, como reza su manifiesto publicado en Internet.
“Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro”, postulan estos manifestantes y muchos son los que se han unido a ellos en la Plaza del Sol de Madrid y otros muchos también los que no hemos podido estar presentes por nuestra condición de inmigrantes, pero que queremos la mejora para un país donde vinimos con ilusiones y esperamos se cumplan.
Sin dudas, el 15M ha desplazado al 22M con letra mayor, solo la portada del Washington Post de ayer lo dijo todo, y las muchas protestas en las embajadas españolas de medio mundo, así lo confirman. Protestas hasta ahora pacíficas, sin ningún tufo de revueltas o polibotellón, como algunos han dicho.
Protestas que nos recuerdan al nacimiento de la democracia en Atenas, donde un grupo de hombres se reunía pacíficamente a expresar sus opiniones y elegir a sus representantes. Hoy en España está sucediendo lo mismo, sin ser como aquellos esclavos de personas, pero sí de un sistema que tiene necesariamente que cambiar la visión para con la gente. Y si no lo hace pronto se la verá negra.
Por último quisiera hacer referencia a la Revolución silenciada de Islandia, donde salieron también con cazuelas y soperas a pedir el cambio del gobierno, sucedió mucho antes que las del Medio Oriente, se dejaron en una simple alusión por los medios de comunicación, no así en Internet. Pero hoy todo el mundo hace referencia, ojalá en España ocurriera igual, ojalá Europa se levantara contra unos ricos magnates que como Strauss-Kahn tienen un millón de dólares para pagar su fianza, mientras el trabajador de a pie cobra tan solo mil euros mensuales.
¿En qué mundo estamos? ¿Hasta cuándo el rejuego político económico con las personas? ¡Democracia Real Ya!
Anuncios

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s