The Royal Wedding

Sí, voy a hablar de lo mismo que están hablando aproximadamente 2 millones de páginas en Internet, poco original, pero el día lo amerita y la ceremonia también… la pude ver, en especial el momento del Yes, el anillo y la salida de la Iglesia… el beso en reposición, como casi toda la ceremonia en Televisión Española (TVE), una lástima.

Nunca había podido ver en vivo una ceremonia de tal magnitud, aunque hubiera preferido que los conductores en las más de 5 cadenas de la TDT en España que lo transmitían se guardaran sus comentarios y comparaciones para otro instante. Si no me equivoco lo transmitió Antena 3, Cuatro, Telecinco, VEO 7, Intereconomía, La 10 con la señal de Euronews, las televisoras comunitarias –en Andalucía Canal Sur- y La 1 de TVE. Todas comparando y hablando como unos papagallos, y yo que aún no aprendo inglés…
Aunque el mal de las comparaciones viene desde que anunciaron la boda, por no decir desde el momento en que el príncipe Guillermo y Kate Middleton sacaron a la luz pública su noviazgo hace más de 8 años… Buscar semejanzas y diferencias con la princesa Lady Di es lógico por la popularidad que gozaba Diana en el pueblo británico.
Pero, cuando las similitudes se quieren buscar en nuestras sociedades, en particular en la española que es la que me atañe ahora, se puede caer en el ridículo… ¿Alguien fuera de España sabe quién es Belén Esteban? ¿Acaso la princesa del pueblo suena fuera de las fronteras ibéricas? No lo creo…
En cambio algunos han insistido en la similitud del vestido de Kate o Catherine -nunca Catalina, que para eso es inglesa y los nombres creo saber no se traducen a no ser los chinos y demás- con el de Belén Esteban en su boda… yo me ahorro los comentarios porque no soy crítico, cierto que el vestido guarda parecido… pero es el colmo de las comparaciones.
Se acepta que le quieran buscar un aire a Kate con la Princesa de Asturias, Doña Letizia, las dos son muestra de la evolución de la realeza para aceptar a los llamados plebeyos. Esas son similitudes que pueden acercar a naciones, a pueblos y aterrizarnos a la sonriente Kate en alguien conocido y de prestigio, pero las demás comparaciones sobran y son de mal gusto.
Incluso son de mal augurio aquellas que insisten en el matrimonio de los padres del príncipe Guillermo, el príncipe Carlos y Diana de Gales… ese impulso común de más de un periodista y medio en caer en ese paralelismo ya se pasa de la raya…
Cierto que Lady Di está muy presente en sus dos hijos y en el pueblo de Inglaterra y medio mundo, si no pregúntenselo a mi madre que le encanta esa historia,  pero cuando el final de aquel desenlace fue fatal y las lágrimas de más de uno salió al aire, entre ellos el príncipe Guillermo… creo que es preferible dejar a esta nueva pareja real escribir su propio cuento de amor, con los errores propios de cualquier matrimonio, pero no con el fantasma de las desgracias.
¿O me equivoco?
Anuncios

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s