Alarma nuclear en Japón tras explosión, América regresa a la normalidad

Continúan llegando noticias después del desatre de Japón, ahora dan fe de lo que se temía: una fuerte explosión causó cuatro heridos en la central nuclear de Fukushima (norte de Tokio), donde el nivel de radiactividad había aumentado de forma alarmante tras el devastador sismo que sacudió ayer Japón, apunta El Informador.
Según los medios japoneses, que citan a la empresa eléctrica TEPCO y la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón, la explosión se produjo a las 15.36 hora local (06.36 GMT), al parecer cuando un equipo trataba de enfriar un reactor nuclear de la planta número 1.
Los cuatro heridos han sido traslados a un hospital de la zona, según fuentes de Tokyo Electric Power (TEPCO), la compañía que opera la planta, que no ha dado aún información sobre su estado. La cadena de televisión NHK asegura que el techo y las paredes del edificio que albergaba el reactor se han desplomado.
El sismo que golpeó ayer la zona había dañado el sistema de refrigeración de la central, que paralizó su actividad sin que ello impidiera el aumento de la presión en el reactor nuclear.
El suceso se produjo poco después de que los responsables de la planta nuclear de Fukushima anunciaran que habían logrado reducir la presión en el reactor.
En un radio de 10 kilómetros alrededor de las instalaciones nucleares el Gobierno había ordenado hoy la evacuación de cerca de 45.000 residentes, mientras la víspera se evacuó a 3.000 personas en un radio de tres kilómetros.
Abierta en 1961, la planta número 1 de Tokyo Electric Power en Fukushima, con el nombre de Daiichi, está situada a unos 270 kilómetros al noreste de Tokio y actualmente contaba con permiso para continuar activa hasta el año 2021.
El terremoto de ayer, de 8,8 grados en la escala abierta de Richter, llevó a paralizar las once centrales nucleares situadas en las zonas más afectadas, como establecen las normas niponas ante este tipo de sucesos… (El Informador)
LA CATÁSTROFE JAPONESA EN CIFRAS
En un recuento de daños, señalan en la Radio Nederland que el principal portavoz del primer ministro Naoto Kan y secretario jefe del gabinete, Yukio Edano, declaró que “se teme la muerte de más de 1.000 personas”. Mientras tanto continuaban las operaciones masivas de rescate a lo largo de la costa este de la isla de Honshu (norte), donde olas gigantescas destruyeron más de 3.000 viviendas.
El sábado por la tarde hora local, unas 24 horas después de la catástrofe, la Agencia Nacional de Policía señaló que se había confirmado la muerte de 703 personas y que había 740 desaparecidos y 1.040 heridos en la catástrofe.
Por otra parte, la policía de Sendai, en la prefectura de Miyagi, había indicado el viernes que al menos entre 200 y 300 cadáveres fueron encontrados en la costa.
Las autoridades han movilizado a 50.000 militares para iniciar las labores de rescate. Algunas ciudades han sufrido graves daños, como Kesennuma, en el noreste, con una población de 74.000 personas, donde hay incendios y un tercio de sus calles están bajo el agua.
El ministerio de Defensa anunció que unas 1.800 viviendas en Minami Soma, en la prefectura de Fukushima, fueron destruidas, y las autoridades de Sendai señalaron que unas 1.200 casas fueron derribadas por el tsunami. Miles de viviendas más fueron destruidas en una hilera de pueblos costeros, incluyendo a Ofunato, que el viernes señaló unas 300 casas derrumbadas o arrastradas por las aguas.
Tras el sismo de 6.6 grados de magnitud en las prefecturas de Nagano y Niigata este sábado en Japón, reporta la agencia de noticias Kyodo que una segunda réplica de 6,3 grados golpeó la costa oeste de Honshu más tarde. Otro réplica de 6,2 grados sacudió Japón a las 3:59 a.m. (hora local), seguido de otros seis sismos de menor magnitud.
El gobierno de Japón también informó que tras el terremoto se han registrado más de 50 réplicas, una de ellas tuvo una magnitud de 6.2 grados en las islas Honshu.
AMÉRICA Y EL PACÍFICO RETOMAN LA CALMA, TRAS EL TSUNAMI DE JAPÓN
Pese a la muerte de una persona en California, Estados Unidos, el tsunami originado en Japón ha llegado muy debilitado a otros países asiáticos. El Centro de Alerta de Tsunamis de Estados Unidos ha emitido un aviso poco después de conocerse la magnitud del maremoto en Japón que incluía a medio mundo.
Según RTVE.es, en Rusia se han registrado olas de hasta tres metros de altura en Shikotán, en el archipiélago de las Kuriles, que se encuentra a unas decenas de millas marinas de la isla japonesa de Hokkaido. “En estos momentos, la situación en las Kuriles está absolutamente bajo control”, ha asegurado Alexandr Joroshavin, gobernador de la región de Sajalín, quien ha explicado que miles habitantes de las islas han sido evacuados.
A su paso por Taiwán, las olas se habían debilitado, pues sólo llegaron a ser de hasta medio metro en el noreste y este, donde se interrumpió la actividad laboral y se evacuaron embarcaciones. En la mayoría de las costas, las olas no superaron los 20 centímetros.
También con menor fuerza de la prevista llegó a las costas del este de Filipinas, donde las olas formadas alcanzaron como mucho un metro de altura. En Indonesia, las autoridades han asegurado que las olas provocadas por el tsunami tenían tan solo diez centímetros, por lo que no han provocado ningún daño.
Por su parte, las autoridades de México indicaron también que hubo un impacto mínimo. El presidente Felipe Calderón dijo este viernes que los efectos ya se hicieron sentir en el estado de Baja California, sin causar mayores consecuencias.
En otros países latinoamericanos donde se emitieron llamados de alerta como Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Honduras, Chile, Ecuador, Colombia y Perú, se ha registrado también un impacto mínimo.
En Chile, según estimaban los especialistas, se esperaba el mayor impacto del tsunami. La ola golpeó primero la Isla de Pascua, por lo que se había dispuesto antes la evacuación de su población; luego avanzaría hacia el territorio continental. “Se ha modificado la estimación del tamaño máximo de las olas, pasando de 2 a 3 metros, por lo que se prevé efectos más fuertes sobre nuestras costas”, había dicho ayer el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, levantó anoche el estado de alerta de tsunami. Durante un anuncio oficial el mandatario señaló que el sábado se levantará el estado de excepción que regía para las seis provincias ubicadas en el filo costero del país.
“Habiendo esperado lo prudencial, lo razonable, podemos decir que la alarma de tsunami está levantada. Se ha dado la orden ya para que los lugares donde las personas fueron evacuadas puedan retornar a sus hogares con calma, con tranquilidad, se está dando el transporte, la custodia policial necesaria”, afirmó Correa, según informó la agencia de noticias estatal Andes. (TELAM)
Panamá, Costa Rica, Guatemala, El Salvador y Honduras suspendieron el aviso preventivo al final de la tarde de ayer, después de que las autoridades constataran que el efecto se limitó a unas casi imperceptibles olas en sus costas del Pacífico.
Nicaragua anunció la suspensión de la alerta para las 21.00 horas (03.00 GMT de hoy), después de que las olas también llegaran sin fuerza y no se registrara ninguna situación anormal.
Las primeras olas que llegaron en la noche a la costa de Perú tuvieron entre 15 y 40 centímetros de altura, pese a lo cual las autoridades señalaron que van a mantener la vigilancia en previsión de que el siguiente oleaje pueda ser más intenso.
En Colombia, ante el temor de las autoridades de que se registrara un fuerte oleaje, se emitió una alerta para la costa Pacífica, que no implicó orden de evacuación. EFE
SIN CONSTANCIAS DE VÍCTIMAS LATINOAMERICANAS EN JAPÓN
Según la agencia EFE, varias embajadas de América Latina en Tokio indicaron hoy que no tienen constancia de que el fuerte seísmo ocurrido ayer en Japón haya provocado víctimas entre sus ciudadanos residentes en este país asiático.
La comunidad latinoamericana más numerosa en el país asiático es la de Brasil, con 254.000 ciudadanos registrados, de los que sólo cerca de 300 habitan en las zonas norteñas, detalló a Efe una fuente diplomática brasileña.
Japón alberga también a cerca de 60.000 peruanos, aunque solo 28 aparecen registrados en las zonas afectadas por el seísmo puesto que la mayoría vive en lugares del sur, como Nagoya, Shizuoka y Osaka, explicó a Efe el embajador de Perú en Japón, Juan Carlos Capuñay.
Entre 2.000 y 2.500 colombianos viven en Japón, unos 300 de ellos en las zonas afectadas, incluidos algunos estudiantes, según la embajadora colombiana, Patricia Cárdenas.
Tampoco hay constancia de que ninguno de los cerca de 4.000 argentinos que habitan en este país esté entre las víctimas, y algunos de los que estaban en los lugares más sacudidos por los temblores o el tsunami acudieron a los refugios, dijeron fuentes diplomáticas del país latinoamericano.
De México hay registrados cerca de 1.500 ciudadanos, 70 de ellos en la zona de Sendai, una de las más afectadas por el desastre, aunque por el momento “no hay reportes de mexicanos entre las víctimas”, indicó a Efe el embajador de ese país, Miguel Ruiz-Cabañas.
El embajador de Ecuador, Javier Ponce Leiva, declaró a Efe que hay una comunidad de unos 120 ecuatorianos, de los que la mitad ya “han confirmado que están bien” y que del resto se espera respuesta electrónica, ya que por la congestión de líneas resulta difícil localizarlos por teléfono.
PARA MAYOR INFORMACIÓN:
– un análisis de las posibles consecuencias de la explosión en la central nuclear japonesa en RTVE.es
– siga minuto a minuto la evolución de la catástrofe en Japón en RTVE.es
Anuncios

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s