Cuba y sus provincias: 2, 3, 6…

En el anterior fragmento de este artículo de los profesores Luis Orlando Pérez Albejales y Félix Raúl Benítez Castillo, supimos que a partir de 1607, Cuba se divide en “dos mitades” y con gobiernos independientes uno del otro: Habana y Santiago de Cuba; además que la Isla fue subdividida en jurisdicciones regidas por delegados militares del gobernador respectivo.”
El Departamento Occidental, cuya capital (la ciudad de La Habana) era la de toda la Isla, estaba dividido en 23 jurisdicciones militares y civiles, en las cuales –aclaran los especialistas- no se incluía a la adyacente Isla de Pinos, declarada sección ultramarina de la jurisdicción de La Habana.
Este departamento comprendía los territorios de “Pinar del Río, Bahía Honda, San Cristóbal, Guanajay, San Antonio de los Baños, Santiago de las Vegas, Bejucal, Guanabacoa, Santa María del Rosario, Güines, Jaruco, Matanzas, Colón, Cárdenas, Sagua la Grande, Villaclara, Cienfuegos, San Juan de los Remedios, Sancti Spíritus, Trinidad, Puerto Príncipe y Nuevitas.”
“El Departamento Oriental, con capital en la ciudad de Santiago de Cuba, aunque de una extensión aproximadamente igual a la anterior, estaba distribuido únicamente en 8 jurisdicciones: Manzanillo, Holguín, Bayamo, Las Tunas, Jiguaní, Santiago de Cuba, Guantánamo y Baracoa.”
“Dos siglos después, bajo el mando del general Dionisio Vives, en el año 1827, la Isla quedó dividida en tres departamentos: Oriental, Central y Occidental, cuyas capitales eran Santiago de Cuba, Puerto Príncipe y La Habana. Según el censo de 1841, la Isla contaba con 12 ciudades, 8 villas, 88 pueblos y 154 aldeas, gobernadas por 25 ayuntamientos. Esta división ha quedado representada en la bandera de la estrella solitaria y el escudo de la palma real por las tres franjas azules.”
A raíz de conflictos políticos, la metrópolis española dividió la Isla en seis provincias. Finalizada la Guerra de los Diez Años, “el gobierno colonial se vio precisado a ofrecer determinadas concesiones políticas a los insurrectos cubanos, las cuales nunca cumplió, entre ellas la representación en las Cortes, lo que obligó a la división de provincias  a fin de elegir diputados por cada una de ellas.”
Por eso, “se dicta el Real Decreto de fecha 9 de junio de 1878, cuyo primer artículo legisla que para el gobierno y la administración de la Isla de Cuba, se divide esta en seis provincias: Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Santa Clara, Puerto Príncipe y Santiago de Cuba.”
“Poco a poco fue corriente llamar Las Villas a la provincia de Santa Clara, Camagüey a Puerto Príncipe y Oriente a la de Santiago de Cuba, cambio que fue reconocido oficialmente en todos los documentos  de la República.”
Siga esta historia la próxima semana. Conozca los inicios de la división política-administrativa en la Mayor de las Antillas en el siguiente enlace Cuba y sus provincias: primeros pasos
(Con información del Curso de Geografía de Cuba de Universidad para Todos, Cuba)

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s