Adiós al silencio 2.0

SEVILLA DÍA 0
Luego de varios meses alejado de las redes sociales y todo el universo 2.0 de la Internet, vuelvo a la carga en este fascinante mundo virtual, donde cada vez más hacemos de este planeta una pequeña aldea global.
Por fortuna, esos meses sin conexión a la web no significaron dejar de publicar en el blog. Créanme que hubiera sido bien difícil para mí estar sin escribir nada en el único medio, donde alimento cuando quiero y como quiero mis ganas de hacer Periodismo: el Escarabajo y la Cigarra.
Mientras tanto, en Facebook, Twitter, Friendfeed, Youtube y otras redes sociales y sitios, era el presente ausente, un fantasma al que le dejaban saludos mensaje tras mensaje y no respondía ninguno. Pido disculpa a todos mis amigos y seguidores de toda la web 2.0 por haberme ido sin antes aclarar mi retiro temporal, pero no forzado.
Cuando acepté la propuesta de conocer el Viejo Mundo tuve que renunciar a muchos de mis sueños en Cuba. El más difícil fue dejar mi carrera de Periodismo en la Universidad de La Habana y por tanto todos los privilegios que tiene allá un periodista en formación, especialmente el acceso a Internet.
En mi segundo año de Periodismo, con más de un año de estar colaborando en un periódico de tirada nacional: Juventud Rebelde, con nuevas ofertas en mis manos para colaborar en otros medios de Cuba; la decisión no fue fácil, pero la tomé. Di el paso y aquí estoy, del otro lado del Océano Atlántico.
Aquí estoy distante de mi familia, mis amigos, mis colegas, de todo lo que conocía y daba por sentado. Aquí estoy siendo un extraño en un país extranjero, empezando a conocer de su cultura, tratando de asimilar todo cuanto pueda de este maravilloso país: España, al cual me une un pasado histórico que conozco por libros y un futuro que espero escribir yo mismo con mi vida, mis vivencias, mi cubanía sin tanta zeta y sí con mucho asere.
Por aquí espero andar mucho tiempo, con la certeza de descubrir las tantas caras que tiene este mundo, las sorpresas, alegrías, agravios, lo bueno y lo malo guardado en cada rincón de este país, que como el mío: Cuba, tiene de todo un poco y no de un solo color. Por aquí andaré, sin perder de vista a mi tierra, seguro de que encontrar entre tanta gente quien quiera seguirme en esta apuesta digital de el Escarabajo y la Cigarra.
Entonces los invito a caminar y soñar conmigo, al tiempo que reinvento aquella primera frase para repetirla hoy en una sola voz a los cuatros vientos: No te calles “mundo”, busca la luz del Sol.

1 Comment

  1. Hola, Albert! muy bonito lo que has escrito… no te olvides de los buenos amigos que dejaste del lado de acá! y por ahí nos seguiremos viendo, tal vez por aquí, quien sabe!🙂

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s