Mensaje de paz en el Mundial de Fútbol

Tras la victoria de España frente a los alemanes, la final de esta Copa Mundial de Fútbol dará al mundo un nuevo campeón europeo, y ya constituye para el país ibérico una actuación nunca antes vista en esta justa de balón rodante.
Pese al único gol anotado, que le valiera el pase a España, este juego estuvo matizado por la irrupción inesperada de un fanático quien llevaba una camiseta con la frase Peace in the World, Paz en el mundo. Lo más curioso es que algunos lo han tildado de loco, pero ¿acaso no suele estar la mayor verdad entre los más locos?
Ante una realidad donde la lucha antiterrorista se ha convertido en bandera y slogan del nuevo colonialismo imperial, ojalá el símbolo de Superman junto a las ruidosas vuvuzelas de Sudáfrica que portaba este loco, lleguen a oídos de los sordos que todo lo quieren resolver a golpe de armas, invasión, guerra. Ojalá no se estén alzando en vano los millones de locos que reclaman, como este fans, el fin de la guerra y otros males, antes de que sea tarde, antes de que sea imposible.
Lo último que perderemos serán las esperanzas.
Hoy continúo compartiendo las geniales ideas del uruguayo Eduardo Galeano, quien sin dudas festejará con sus coterráneos la actuación de su selección, única de Sudamérica aún presente en esta primera Copa africana. De su libro El fútbol a sol y sombra, aquí les van dos fragmentos para seguir el conteo regresivo de Sudáfrica 2010.
Aún no se rebasan los primeros 45 minutos, esto nadie se lo esperaba, ni un orgasmo, digo ni un gol, esto es de locos, caballeros… cedo el balón, digo la palabra al cronista Eduardo Galeano:
El fútbol
La historia del fútbol es un triste viaje del placer al deber. A medida que el deporte se ha hecho industria, ha ido desterrando la belleza que nace de la alegría de jugar porque sí. En este mundo del fin de siglo, el fútbol profesional condena lo que es inútil, y es inútil lo que no es rentable. A nadie da de ganar esa locura que hace que el hombre sea niño por un rato, jugando como juega el niño con el globo y como juega el gato con el ovillo de lana: bailarín que danza con una pelota leve como el globo que se va al aire y el ovillo que rueda, jugando sin saber que juega, sin motivo y sin reloj y sin juez.
El juego se ha convertido en espectáculo, con pocos protagonistas y muchos espectadores, fútbol para mirar, y el espectáculo se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos del mundo, que no se organiza para jugar sino para impedir que se juegue. La tecnocracia del deporte profesional ha ido imponiendo un fútbol de pura velocidad y mucha fuerza, que renuncia a la alegría, atrofia la fantasía y prohíbe la osadía.
Por suerte todavía aparece en las canchas, aunque sea muy de vez en cuando, algún descarado carasucia que se sale del libreto y comete el disparate de gambetear a todo el equipo rival, y al juez, y al público de las tribunas, por el puro goce del cuerpo que se lanza a la prohibida aventura de la libertad.
El gol
El gol es el orgasmo del fútbol. Como el orgasmo, el gol es cada vez menos frecuente en la vida moderna.
Hace medio siglo, era raro que un partido terminara sin goles: 0 a 0, dos bocas abiertas, dos bostezos. Ahora, los once jugadores se pasan todo el partido colgados del travesaño, dedicados a evitar los goles y sin tiempo para hacerlos.
El entusiasmo que se desata cada vez que la bala blanca sacude la red puede parecer misterio o locura, pero hay que tener en cuenta que el milagro se da poco. El gol, aunque sea un golecito, resulta siempre gooooooooooooooooooooooool en la garganta de los relatores de radio, un do de pecho capaz de dejar a Caruso mudo para siempre, y la multitud delira y el estadio se olvida de que es de cemento y se desprende de la tierra y se va al aire.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s