Teorías para manipular

Hablar hoy de teorías de la comunicación cuando nos creemos la sociedad más informatizada y comunicada de todos los tiempos, la gran aldea global, parece innecesario pues ya no hay saber que quede oculto para nadie. No obstante, sí existe aún la aplicación de modelos de comunicación para apartar a las personas de la realidad y de los principales problemas del mundo e incluso de algunas verdades ocultas.
Prensa escrita, periódicos
Precisamente para controlar los estados de opinión de las masas y atendiendo a las particularidades de los individuos, pero sobre todo a las necesidades de centros de poder, es que surgen estos modelos. No fue por gusto que durante la Primera Guerra Mundial se formularan los primeros pasos de la llamada teoría hipodérmica, la cual inconcientemente aplican con cada uno de nosotros nuestros padres cuando somos pequeños y quieren protegernos de los peligros.
Sin embargo, no es para protegernos que la humanidad utilizó en principio, y continúa haciéndolo ahora: por puro interés de unos pocos la propaganda se utilizó en dicha guerra para sumar más hombres a un conflicto que solo benefició a unos pocos; no es mami diciéndonos nene no hagas esto porque es caca, sino obligándonos a hacer algo porque sí, pues la vida depende de ello. ¡Vaya democracia!
Y es que contrario a la participación que, en cierta medida, tiene el hombre en los procesos actuales, la teoría hipodérmica o “de la bala mágica”, provoca el aislamiento, la individualidad, la falta de interacción y la pasividad en las masas pues el proceso no implica la participación del receptor, se hace con toda intención para encaminar el comportamiento de los individuos, de acuerdo con sus intereses. O ¿cómo fue que Estados Unidos convenció a millones de personas de las bombas atómicas en Irán?, ¿cómo justificaron la invasión a Afganistán?, ¿cómo lograron operar en la mente de los cubanos durante la llamada Operación Peter Pan?
Sin dudas, esta teoría que nos recuerda la frase militar: Yes, Sr., fue modificada para causar mayor impacto en la población; ya no son mandatos, sino la persuasión de la llamada corriente empírico experimental. Según Mauro Wolf, se necesita estudiar los públicos, sus peculiaridades: percepción, interés y memorización, y los factores vinculados al mensaje: la credibilidad del comunicador, el orden de los argumentos para persuadir, la profundidad de las argumentaciones y lo explicitó de las conclusiones, expone Wolf.
Es como cuando las personas se toman más tiempo para lograr algo por medio de lo que popularmente se dice una muela bien fundamentada. O aquella madre que ya no sabe cómo hablarle a su hijo y le explica la misma cosa una y otra vez de manera distinta para que entienda, claro está, lo que ella quiera o mejor aún lo que ellos quieren que el público entienda: Radio y TV Martí no se cansan de repetir las mismas mentiras respecto a nuestro país, ya no saben a qué artista acudir para hacer de la Coca Cola la mejor bebida.
Aunque no estemos conscientes somos objeto de las manipulaciones de las transnacionales y ya participamos en ellas, pues implicar al receptor en las campañas propagandísticas es el principal objetivo de la teoría funcionalista basadas en usos y gratificaciones. Aquello de que solo el emisor tiene sitio, es opuesto a esta teoría, aquí estará fundido con el receptor para dar lugar al Emirec, un trabalenguas pero que con esta retroalimentación hará el proceso comunicativo mucho más efectivo.
Seguimos siendo manipulados, ahora de acuerdo con la estructura de necesidades que caracteriza al destinatario o sea lo que supuestamente queremos, pero sin perder de vista que es lo que ellos quieren lograr con nosotros: la respuesta masiva al consumo de las mercancías. Los medios de prensa cambian sus estrategias según las circunstancias históricas, durante los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos el mensaje se transmitió con una sola intención: para dar fuerzas al país que nunca había sufrido un ataque. Todo un aparataje para tener controlado a las masas.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s